Historias

Historia de NACHO ROSÉS

Los que me conocen saben que sí, que soy persona de explicar mis sensaciones y pensamientos a mis amigos y gente querida. No me gusta quedarme con nada dentro, sin compartirlo. Correr es una “forma de vida” o mejor dicho, yo ya no entiendo mi vida sin esta diversión, acción, pasión, etc. Creo que correr te da otra visión de la vida y por eso quería unirme al manifiesto. Correr no es sólo correr. A veces pienso en el día en que empecé y en la forma en la que lo hice. Estuve varios años corriendo “carreras” de forma muy popular: la Cursa de El Corte Inglés, la Cursa de Bombers, la Jean Bouin, la Mercè, hasta que en septiembre de 2010, en Sitges, decidí calzarme las “nike de correr” y bajé por primera vez de 55 minutos en 10 km. Creo que en ese momento es cuando “me picó” el virus del running. A partir de aquí, como el desayunar, comer o beber, se ha convertido en una actividad casi diaria a la que se unen los grandes retos y objetivos: 30 medias maratones, 7 maratones y algún que otro trail. Eso sí, sin la complicidad de tu entorno personal y laboral, nada es posible.

Compartir