Historias

Historia de DIEGO LUIS HUERTA DE UÑA

En mi caso, la opción que mejor se adapta a trabajar, estar con la familia y entrenar es salir a las 10.00 de la noche, después de llegar a casa, cenar con la familia y mentalizarme para el entreno. Otras veces madrugo pero esta franja horaria me cuesta más en la medida en que tenga que hacer entrenos de más de una hora porque no me da tiempo. Pero para entrenos de hasta 60 minutos también es una buena opción. La tercera es aprovechar el mediodía a la hora de comer. Saludos.

Compartir