Historias

Historia de CARLOS OJEDA LOBO

Mi historia es diferente porque mi trabajo va por campañas y aunque actualmente pueda entrenar sin problemas, hay épocas del año que no. El problema es cuando después de verano empieza la campaña, y la actividad y los horarios se multiplican de lunes a sábados, incluso algunos domingos. A lo duro de la actividad agrícola se suma la falta de luz y el clima. Lo curioso de todo esto es que coincide con la Media maratón de mi pueblo y esa es la cita de mayor importancia en mi calendario y perdérmela no me lo perdonaría. La solución es, después del trabajo, ducha y correr por polígonos, donde hay luz artificial y además suelen ser tranquilos a esa hora, dejar las tiradas largas para los domingos que no se trabaja y compartir coche con los compañeros de trabajo los días de entrenamientos de mayor dureza. Por ese motivo esta iniciativas me parece importante, y hacer ver a los corredores que no hay excusas en sus objetivos.

Compartir